España necesitará 25.000 médicos más en 15 años

Es una de las conclusiones más importantes del estudio sobre necesidades de especialistas para el periodo 2008-2025 que el ministro de Sanidad, Bernat Soria, acaba de presentar en Madrid a todos los consejeros de Salud de las comunidades autónomas, una recreación del futuro probable del Sistema Nacional de Salud si no se acometen acciones que corrijan una tendencia a la escasez médica profesional en un país que camina hacia la longevidad de sus habitantes.

La falta de especialistas por venir es sólo el resultado de lo que ya está pasando: en el recién acabado 2008, se necesitaron 3.200 médicos más, es decir, se produjo un déficit del 2%. Si las variables que el informe se mantienen, ese déficit alcanzará el 4% en 2015 y el 14% en 2025.

Por ello, el ministro de Sanidad ha pedido a su homóloga de Ciencia, Cristina Garmendia, que se amplíe el cupo para estudiantes de Medicina a partir del año próximo, de modo que 7.000 personas más ingresen en las facultades.

"Es incomprensible que un alumno español necesite un 9,1 para entrar en Medicina y que a la vez el sistema esté homologando a 3.500 títulos cada año a extranjeros", aseguró Bernat Soria.

Estado de la Sanidad
El estudio ha sido elaborado por técnicos del Ministerio de Sanidad y de las comunidades autónomas y de 54 miembros de sociedades científicas que han trabajado durante los últimos meses para saber qué es lo que hay y qué es lo que hace falta, "una herramienta para poder anticipar lo que puede pasar y tomar las medidas necesarias para que no pase", dicen en Sanidad. En realidad, el documento es una foto del presente basada en datos y una proyección del futuro construida sobre la hipótesis de que las variables actuales no cambien.

Por ejemplo, para el hoy, el informe cuenta que, tanto en el sistema público de salud como en el privado, en España hay 165.967 médicos en activo, de los que el 28% está en la sanidad privada, aunque los autores del dossier desconocen cuántos facultativos de ese porcentaje trabajan sólo en ese modelo.

Así que, tomando las cifras del sistema público de salud, el estudio asegura que en España trabajan 144.379 médicos, de los cuales 141.579 son especialistas. La inmensa mayoría (el 68%) ocupa especialidades médicas, sobre todo, medicina familiar y pediatría. Un 22% es especialista quirúrgico y un 9%, de laboratorio. Casi la mitad de los médicos (el 45%) es mujer.

El 41% de los especialistas que trabajan en España tiene más de 50 años, y de ellos, el 10%, más de 60. Las especialidades más envejecidas son la Cirugía Pediátrica y la Neurocirugía, y las más jóvenes, la Geriatría, la Oncología y la Farmacología Clínica. En Farmacología es donde más mujeres hay (un 71%) y en Urología donde menos (un 7%).

Las CCAA ya dijeron que en el periodo 2007-10 harían falta médicos de familia y pediatras. Pero quizá las carencias de hoy no sean las mismas que las de mañana. Por ello, el estudio ha calculado que si se mantienen los parámetros de las medidas que se han ido tomando en los últimos años (determinados incrementos de estudiantes en las facultades de Medicina, de plazas MIR y de homologaciones de licenciaturas) y se mide el impacto de las nuevas tecnologías, de las jubilaciones y de los flujos migratorios, la España sanitaria de 2025 tendrá un déficit del 14% de médicos. Salvo que se haga algo.

  Patrocinadores


 

 

© 2007 HOMOLOGA S.L. PORTAL DE HOMOLOGACIONES DE LA UNIÓN EUROPEA | Aviso Legal y Privacidad